FORJANDO RELACIONES SÓLIDAS PARA EL FUTURO

¿Por qué Panamá?

Una economía sólida: Muy pocas economías en el mundo lograron crecer durante la crisis financiera que afectó al mundo entre 2007 y 2010, y Panamá fue una de ellas. La solidez de su renombrado centro bancario internacional y el lanzamiento de una serie de mega-proyectos de construcción propician la prosperidad del país, colocándolo a la par de economías regionales de mayor tamaño. El dólar estadounidense, la moneda de curso legal en Panamá desde 1904, ha evitado las fluctuaciones monetarias por las que son conocidas otras naciones latinoamericanas, y ha mantenido la inflación a niveles bajos.

El negocio de Panamá son los negocios: No muchos países ofrecen un número tan grande de beneficios a los inversionistas y hombres de negocio como Panamá, cuyas leyes son extremadamente liberales para la creación de corporaciones y fundaciones de interés privado. Se otorgan atractivos incentivos fiscales, además del estatus de residente legal y pasaporte panameños, a aquellos que deseen invertir un mínimo de $40,000 en una empresa local. Los jubilados extranjeros que adquieran residencias en Panamá también recibirán grandes exenciones tributarias.

Una sociedad multicultural: Los extranjeros que deseen vivir o invertir en Panamá tendrán pocos problemas a la hora de acostumbrarse al ambiente cultural del país, ya que es probable que encuentren a muchos de sus propios conciudadanos trabajando, con éxito, en esta tierra bendecida. Culturalmente hablando, Panamá es uno de los países más diversos y étnicamente tolerantes del Hemisferio Occidental, hecho que demuestra tanto la estabilidad, como las enormes oportunidades de negocios que ofrece el país.

Estabilidad política: Panamá es una democracia constitucional en la que las figuras gubernamentales son reemplazadas a través de elecciones libres y universales cada cinco años. El país ha fortalecido sus instituciones democráticas en décadas recientes mediante la abolición de las fuerzas armadas, y al adherirse a convenciones internacionales sobre derechos humanos, el libre comercio, medidas anti-terrorismo, etc.

Diversidad natural: Si bien es cierto que su territorio es un poco más pequeño que el de Carolina del Sur, la diversidad de locaciones y climas de Panamá es verdaderamente sorprendente. Verdes bosques tropicales, preciosas playas, incontables islas, ambientes semiáridos, pintorescos pueblos coloniales, y resorts de clima fresco de montaña se encuentran, desde minutos, hasta unas pocas horas del bullicio de ciudad de Panamá, la capital más moderna y cosmopolita de Centroamérica.

Estándares del s. XXI: El Siglo Veintiuno navega viento en popa en Panamá, hecho que se evidencia, claramente, en la moderna infraestructura, las instalaciones comerciales, los sistemas de comunicación, y los centros médicos que el país ofrece. La ciudad de Panamá, cuya línea de rascacielos se asemeja a una pequeña Miami, es con creces la metrópolis más vibrante de Centroamérica al igual que un paraíso para compradores, gracias a su creciente variedad de centros comerciales. Las ciudades provinciales como David, Santiago, Chitré, Penonomé y Boquete combinan lo moderno con los encantos campestres.

¡El clima ideal para usted! Panamá brinda, por lo general, un clima tropical todo el año, ideal para las actividades al aire libre. El clima templado, semejante a las estaciones de primavera u otoño, se da en las tierras altas. Hay poca variación estacional en lo que a temperaturas se refiere, aunque los niveles de precipitación varían considerablemente en todo el país, que se encuentra fuera del corredor de huracanes.